Ollas y sartenes

Tipos de Ollas: Todos Los Tips Para Elegirlas

El mundo del bazar de cocina es tan hermoso como inmenso. Dentro de todos los secretos que pueden resolver la cuestión de que una receta salga perfecta y la cocina no se convierta en un caos total, uno crucial y fundamental es contar con una olla o cacerola aliada. Existen muchos Tipos de Ollas sobre los que se puede elegir al momento de comprar las adecuadas.

Para pensar en esta clasificación es necesario tener en cuenta el formato y diseño, el material del que están compuestas, si son aptas para ciertos electrodomésticos como lavavajillas y horno, y si cuentan con tecnología antiadherente. También se recomienda, al momento de realizar una compra, tener muy presente la marca del producto y su color y acabado, pensando en todos los Tipos de Ollas también como objetos vistosos de decoración dentro de la cocina.

En esta nota, se relevarán los mejores tips y secretos para seleccionar muy bien las mejores características de esta categoría de productos y resolver qué ollas comprar, realizando una inversión inteligente y estratégica.

El Valor de Las Marcas en los Distintos Tipos de Ollas

Cuando se está escogiendo un producto entre todos los Tipos de Ollas, la marca sí importa, y mucho. Sellos como el de Tramontina, representan excelencia, trayectoria, y la garantía de un producto cuya performance y duración será exitosa. Pensar en las marcas que elegían las abuelas para desarrollar sus tradicionales recetas es un excelente tip al momento de pensar en esta cuestión.

Por supuesto que, al tratarse de artículos cuyo valor es un poco más elevado que los de otros segmentos, también existen otras opciones más económicas que también serán funcionales y permitirán un equipamiento dentro de la cocina. Pero es fundamental tener en cuenta que, en lo que respecta a Tipos de Ollas, la selección de la marca es un aspecto clave, incluso aunque esto represente una inversión mayor.

Materiales: ¿Cuál es la Opción más Completa?

La respuesta es: ninguna. No se trata de reunir muchas funcionalidades en el mismo producto, sino de comprender bien cuál es la bondad de cada tipo de material y seleccionar la olla que mejor se adecúe a las necesidades del momento.

Las ollas de acero inoxidable se caracterizan por ser las más resistentes y contar con la mejor duración en el tiempo. Son las que se suelen escoger en restaurantes y negocios, destinadas a las cocinas de inducción.

Las que están fabricadas con aluminio son un poco menos resistentes, pero se las consigue en mayor variedad de diseños y colores (por la naturaleza de su material). También se caracterizan por ser opciones más económicas, ideales para los procesos que se realizan con menor frecuencia.

Las ollas de aluminio anodizado son aún más resistentes que las de acero inoxidable. Este material duro es un aluminio que atraviesa un proceso electroquímico que lo enduerece y le otorga durabilidad a los productos con él elaborados. Las piezas son más resistentes a ralladuras, deformaciones y abrasiones de toda clase. Los Tipos de Ollas de aluminio anodizado permiten una distribución muy uniforme del calor, con una superficie antiadherente y utilizable en cualquier fuente de calor doméstica tanto eléctrica como de gas.

En cuanto al hierro fundido, se puede decir que los Tipos de Ollas desarrollados con este tipo de material soportan y mantienen temperaturas de cocción muy elevadas, siendo la opción ideal para dorar o freír comidas. Las ollas de hierro fundido son las preferidas por los chefs profesionales debido a la capacidad que tienen de calentar los elementos de manera uniforme logrando excelentes resultados.

Las ollas de recubrimiento interior antiadherente, mejor conocido como ?teflón?, son tal vez las más revolucionarias en el mundo de la cocina gracias a su tecnología antiadherente. Son más costosas que las compuestas por otros materiales, pero la inversión realmente vale la pena si se piensa en practicidad y resolución. Su diseño suele ser más ligero, brindando una facilidad para maniobrarla. Las comidas no se pegan y salen más ricas, en menor tiempo. La limpieza de este producto es súper sencilla y rápida. Es, sin dudas, dentro de los Tipos de Ollas, la reina indiscutida.

¿Cómo Plantear El Kit Ideal de Tipos de Ollas?

Como se mencionó al principio, el mundo del bazar de cocina es inmenso, y lo ideal sería contar con un producto de cada tipo para tener todas las necesidades cubiertas y lograr las recetas más impactantes.

Desafortunadamente, en la vida real esto es inviable. No solo porque el costo de estos productos es un tanto elevado (son inversiones que se realizan pocas veces en la vida y duran muchísimo tiempo), sino porque el espacio con el que se cuenta en las cocinas tradicionales es generalmente reducido.

Es por ello que existen las famosas baterías de cocina, que pueden incluir entre cuatro y ocho piezas juntas y combinadas. Esta opción es mucho más inteligente que comprar los productos por separado (excepto que se busquen particularidades muy específicas y solo se consigan por separado).

Generalmente el valor de un kit completo es más rendidor y económico que adquirir los artículos por separado, además de que vienen en una misma línea de diseño y color, que hará que estos objetos luzcan súper decorativos en cualquier cocina, mientras son utilizados y también cuando están guardados.

Entre los Tipos de Ollas que incluyen estas baterías se encuentran cacerolas, jarros y hervidores de diferentes tamaños y profundidades. Biferas, woks y planchas son otros de los artículos innovadores que ofrecen estos kits más modernos.

Algunos Consejos Para el Cuidado de las Ollas

Como recomendación general, es ideal lavar las ollas y sartenes a mano, con detergentes nobles y esponjas suaves que no generen rayaduras indeseadas en las superficies. Todas las piezas se deberían secar con un paño, evitando que permanezcan húmedas por mucho tiempo (lo que podría ir deteriorando progresivamente la superficie antiadherente).

¡En Conclusión!

Cocinar es una actividad que se realiza todos los días. La cocina es un ambiente que también se frecuenta a diario, en varias ocasiones para todas las comidas. La necesidad de limpiar es un hecho, aunque muchas veces dé mucha fiaca. Es por ello que invertir en comodidad, practicidad, un diseño agradable a la vista y soluciones, es invertir en uno mismo y su bienestar en la rutina.

Ahora que conoces los distintos tipos de ollas, ¿te animas a usarlas?

Encontrá el producto que buscás a un clic de distancia. Todos los diseños, estilos y las mejores marcas están en Falabella.com.