TECNOLOGIA EFICIENCIA Y COMODIDAD

Lavado superior

Todos los modelos de lavarropas disponibles y los mejores consejos a la hora de elegir el más conveniente según las necesidades hogareñas.
El lavarropas es uno de los electrodomésticos más necesarios en cualquier hogar, por eso es importante a la hora de comprar uno, elegir el más adecuado según las necesidades de cada familia. Existen muchos modelos recomendados para simplificar la decisión y equipar la casa con el producto ideal.

Lavado superior:
Esta clase de lavarropas es de los más comunes en cuanto a funcionamiento. Lavan agitando el agua de su interior para eliminar la suciedad de la ropa. Su beneficio es que permiten agregar prendas una vez comenzado el ciclo de lavado sin riesgo de que se pierda el agua y sin tener que esperar un nuevo ciclo.
Ver productos
Lavado frontal:
El ciclo de centrifugado que realiza un lavarropas de carga frontal es más rápido que en otros modelos, ya que permite hacer girar toda la ropa dentro del tambor sin agitarla demasiado. Esto mejora los niveles de eficiencia energética y ahorra agua. Además, son lavarropas mucho más silenciosos.
Ver productos
Lava secarropas:
Este tipo de lavarropas se destaca por su gran versatilidad, ya que realizan ambas funciones, la de lavar y la secar la ropa. Cuentan con programas independientes para cada una de las funciones que se adaptan a cada tipo de prenda. Ahorran espacio ya que ocupan un área similar a un lavarropas o secarropas convencional.
Ver productos
Secarropas:
Los secarropas son electrodomésticos muy prácticos a la hora de mejorar los tiempos de lavado sin tener que depender de las incidencias climáticas para tener la ropa limpia y seca. Cuentan con programas de secado que se adaptan a cada prenda mejorando también la eficiencia energética. Ideales para espacios reducidos.
Ver productos
Hasta 5 kg
5-6 kg
7-8 kg
Más de 9 kg
Los lavarropas más avanzados, además de contar con diferentes programas de lavado según la clase y cantidad de ropa, cuentan con tecnología que les permite calcular el peso de las prendas y regular de forma automática el nivel de agua y la energía necesaria para cada ciclo. Cuidan la economía doméstica y el medio ambiente.
Consejos
Es muy importante medir correctamente el espacio donde se ubicará el lavarropas para evitar que el equipo se golpee en sus costados durante las vibraciones en los ciclos de centrifugado. Prestar total atención en el ancho, largo y profundidad.
Para que el lavarropas funcione óptimamente se debe prestar atención a sus conexiones traseras, mangueras de carga y de evacuación de agua, para así evitar filtraciones. Todas las cañerías y ductos de evacuación deben estar en óptimas condiciones.
Se debe poner especial atención a los filtros del lavarropas. Tienen que ser retirados con frecuencia para eliminar posibles pelusas, exceso de jabón de lavar, hilos, fibras o residuos que puedan provocar algún daño al electrodoméstico.
Los lavarropas y secarropas cuentan con muchas opciones y programas para diferentes ciclos de lavado o centrifugado de acuerdo al tipo de prenda, por ello es fundamental leer las instrucciones antes de comenzar a usarlo.

Ahora que conocés la última tendencia, ¿te animás a usarla?

Encontrá el producto que buscás a un clic de distancia. Todos los diseños, estilos y las mejores marcas están en Falabella.com.