Recién Nacido

Cuidados del Recién Nacido: las primeras semanas con el bebé

¡Ya está! ¡El bebé llegó! Ahora hay que seguir los Cuidados del Recién Nacido. Estos son algunos puntos para tener en cuenta en los primeros pasos de los padres con Bebés Recién Nacidos.

Es clave poder establecer una estrategia de organización un tiempo antes de ingresar en el mundo bebé, para que los primeros días requieran menos tareas hogareñas y poder dedicar toda la atención al bebé. Ordenar las cosas para bebés que se reciben como regalos puede ser un desafío si no se realiza con antelación: los Cuidados del Recién Nacido son naturalmente demandantes.

El regreso a casa

Cerca de la fecha de parto, muchas embarazadas se preguntan cómo va a ser el regreso a casa y esta nueva etapa.

Los primeros días después de regresar a casa con el bebé frecuentemente son sinónimo de desorden y agitación. Incluso si se siente que la preparación se realizó con tiempo, pronto los conocimientos y habilidades de los padres son puestos a prueba.

Las primeras semanas de vida en compañía del bebé son una ola de emociones tan diversas como intensas. Entre etapas de calma y llantos desconsolados, el bebé está experimentando uno de los traumas más grandes de su vida.


Este período requiere de tiempo y paciencia para adaptarse y conocerse. En el caso de padres primerizos hay todo que aprender: cambiar pañales, cómo alimentarlo, sostenerlo en brazos para que se sienta cómodo, cómo bañarlo, entender su llanto, etc.

Cuidados del recién nacido: la piel

Al nacer, el bebé puede tener una piel rosada e incluso un poco violácea u oscura. Generalmente más pálidas, sus manos y pies pueden estar azulados casi 48 horas después del nacimiento. Hay que darle tiempo a su cuerpo para regular la temperatura, por eso la ropa para bebés debe cumplir con ciertos cuidados.

La piel del bebé es increíblemente suave e incluso arrugada y puede comenzar a pelarse. Es importante usar productos hipoalergénicos diseñados especialmente para esta etapa para evitar reacciones.

En el momento del nacimiento, la piel del bebé está cubierta con la misma capa blanquecina que sirve de protección dentro del útero de la madre. Esta sustancia es absorbida por su piel durante las horas y días que siguen.

¿Con qué frecuencia amamantar?

A muchas mujeres les preocupa si su experiencia con la lactancia materna es normal. Lo cierto es que las mujeres amamantaron durante miles de años y no existe un promedio o normal, la alimentación de cada bebé es única.

La mejor manera de asegurarse de que un bebé recibe suficiente leche es prestar atención a los pañales. Al principio, el bebé usa entre seis y ocho pañales lavables al día, o entre cinco y seis productos desechables.

Durante el primer mes, el bebé produce al menos tres deposiciones al día. Si el bebé parece satisfecho, aumenta de peso (150 g y más por semana en promedio) y usa suficientes pañales, es un buen indicio.

Máxima organización para las primeras noches

Una vez en casa con el bebé, no hay forma de levantarse por la noche y cruzar toda la casa para alimentarlo o cambiarlo. Los primeros meses debe dormir en la habitación de los padres.


Lo mejor es planificar todo lo necesario en la mesita de luz: mamadera, agua, leche en polvo con la dosis ya contada, babero, óleo calcáreo, pañal y cambio de ropa en caso de ser necesario.

El cuidado de los padres durante esta primera etapa

No hay nada peor que despertarse por la noche, especialmente muchas veces. Es necesario pensar en el bienestar de los papás durante estas noches un poco agitadas.

Algunos de los puntos a tener en cuenta son:

  • Tener una botella de agua cerca, especialmente si se está amamantando;
  • Usar una crema hidratante apta para amamantar si la piel está adolorida;
  • Contar con un velador cómodo;

¡Música! Ideal para volver a dormirse o para entretener al bebé.

Ahora que conoces los cuidados del recién nacido busca lo que necesitas en Falabella

Encontrá el producto que buscás a un clic de distancia. Todos los diseños, estilos y las mejores marcas están en Falabella.com.