¿Cómo limpiar una olla quemada?

Toda casa tiene entre sus accesorios de cocina una sartén o una olla. A todo el mundo le tocó alguna vez en su vida lidiar con la limpieza de una olla quemada. Y en realidad, esta tarea es menos complicada de lo que parece. Por eso para saber cómo limpiar una olla quemada, solo hay que conocer algunos tips estratégicos.

En un solo minuto de distracción se puede quemar la olla. Y a cualquiera le puede pasar, por eso no hay que desesperar, porque con sencillos trucos caseros se puede aprender a salvar una olla que se quemó. De esta forma se le dará continuidad a cualquier pieza, sin necesidad de desecharla.

¿Cómo limpiar una olla quemada con agua caliente?

Un consejo clásico, es dejar las ollas remojando en agua caliente. Por más difícil que sea sacar la suciedad, las altas temperaturas ablandan las diferentes partículas adheridas al material.

Para esto se recomienda hervir el agua por unos minutos sin que se consuma, para luego retirarlo dejando que se enfríe. Una vez frío, se podrá limpiar el fondo por completo. Además este secreto ayuda a eliminar el fuerte olor a quemado.

Otra recomendación es agregar un poco de detergente en ellas y llevarlas al fuego por unos quince minutos, aproximadamente. Al hacer esto, lo que se haya quemado en las ollas serás más fácil de sacar.

Cuando ya haya pasado el tiempo de hervor, hay que proceder a lavarlas con ayuda de una esponja de metal. Este paso es sumamente efectivo y de mucha ayuda para el aseo de todo tipo de ollas que permitan la limpieza con estos materiales.

Vinagre o bicarbonato

A pesar de que lo anterior es súper efectivo, hay restos de comida que resultan más complicados a la hora de lavar y remover. Para estas situaciones existe otro método poco conocido, por lo menos en estos tiempos, que consiste en usar vinagre y bicarbonato.

Esto se logra mezclando en una taza llena de agua, una cucharada de vinagre y una cucharada de bicarbonato, para luego hervir la olla por al menos cinco minutos.

Es necesario tener en cuenta que se debe poner el fuego lento y remover suavemente la grasa con ayuda de una espátula o cuchara de madera mientras va calentando.

Limpiar sin rayones

Cuando las ollas antiadherentes se rayan pierden calidad, por eso en lo posible hay que evitar esto. Y si bien es más difícil cuando se queman alimentos en ella, existe un método que puede ayudar: usar jugo de limón.

Es muy sencillo, solo hay que exprimir tres limones sobre la olla y hervir a fuego medio por unos minutos dejando reposar toda la noche. Luego solo se necesita pasar la esponja suavemente para despegar los alimentos quemados.

No está demás aclarar que de antemano se debe sacar la mayor cantidad posible de restos, enjuagando manualmente con cierta presión.

¿Cómo limpiar una olla quemada con sal?

Después de limpiar al máximo posible la olla con agua caliente, jabón y una virulana, hay que tirar sobre el fondo dos dedos de agua con sal. Dejarlo reposar por media hora y luego frotar suavemente con una esponja.

La sal arrastrará los restos de comida quemada que queden en el recipiente. Si aún así quedan manchas, hervir ese mismo agua y repetir el mismo procedimiento.

Cómo limpiar ollas de aluminio

Es habitual que los diferentes elementos de la cocina, como ollas y sartenes sufran deterioro a causa de su uso, hasta incluso a veces se tiñen de negro por la suciedad. Con el aluminio es muy evidente ya que pierde su brillo fácilmente. Además no solo necesitan mantenimiento sobre la base donde se cocina, sino también superficialmente.

Si bien los procedimientos son parecidos a los anteriores descritos, tienen variantes importantes a resaltar.

Vinagre, harina y sal

Este método para limpiar ollas de aluminio, a pesar de que no es muy conocido, resulta súper efectivo.

Como primer paso esencial: limpiar con detergente, agua tibia y secar con un trapo suave para evitar rayones.

  • Buscar un recipiente para preparar la mezcla.
  • En él, añadir una cucharada de sal, por cada taza de vinagre blanco.
  • Echar las tazas que se crean necesarias en función al volumen.
  • Añadir harina de a poco mientras se mezcla hasta crear una pasta ni muy líquida, ni muy espesa.


Cuando la pasta esté lista, tomar un trapo de tela suave y untar por las paredes de la olla. Se puede aplicar esta mezcla tanto en el interior como en el exterior. Una vez que esté totalmente embadurnada, dejar que actúe sobre la superficie durante un mínimo de quince minutos, aunque lo más recomendable es una hora de tratamiento.

Pasado ese tiempo solo queda enjuagar la olla de aluminio totalmente con agua tibia debajo del grifo. Es importante tener cuidado de que no queden restos de la pasta por ninguna parte. Secar toda la superficie y usar un paño suave para frotar y así sacarle brillo.

Consejos para cuidar las ollas de aluminio

Con un cuidado apropiado, se puede alargar la vida cualquier olla. No hay mejor recomendación de cuidado que la que viene de fábrica, así que se recomienda no olvidar el paso básico de revisar las etiquetas que contienen estos tips.

  • Evitar objetos abrasivos que puedan dañar la superficie de la olla de aluminio, ya que esto previene los rayones que pueden ocasionar contaminación en los alimentos que se vayan a ingerir.
  • Siempre, dejar enfriar las ollas y no someterlas a cambios bruscos de temperatura, para así evitar daños y deformaciones en la estructura de tu cacerola.
  • Utilizar las ollas de aluminio únicamente para cocinar, no guardar, ni almacenar alimentos en ellas.
  • El aluminio es un material resistente a la oxidación, sin embargo, esto no evita que se formen esas molestas manchas blancas en su superficie. Si se quiere evitar esto, lo mejor es secarlas tan pronto se termine de lavarlas.

Ahora que conoces los tips para estar a la moda sin esfuerzo, ¿te animas a usarlos?

Encontrá el producto que buscás a un clic de distancia. Todos los diseños, estilos y las mejores marcas están en Falabella.com.