Como combinar ropa

¿Cómo combinar ropa y jugar con el color?

Si hay una tendencia que se convirtió en un furor de la moda y de la que nadie quiere quedar afuera, es el color. Sí, el color en su estado puro y más saturado, presentado tanto en un outfit monocromático, como combinado con otras paletas. Frente a esta tendencia la primera pregunta que surge es ¿Cómo Combinar Ropa?

Pensar en Cómo Combinar Ropa, es sinónimo también de pensar en combinación de colores en ropa. Y para responder a esta cuestión, es necesario ignorar algunas claves de tendencias anteriores, ya que el concepto actual ha cambiado completamente.

A su vez, y como siempre ocurre en el mundo de la moda, esta oleada de colores que volvió para quedarse, también recoge su inspiración de épocas anteriores que han hecho historia con los outfits más llamativos y estridentes de la historia contemporánea.

Inspiración ochentosa

A mediados de la década de 1980, más precisamente a partir de 1984, el color puro y liso se instaló como una tendencia firme y muy replicada.

Toda la era de la música pop y sus líderes y referentes femeninos, propuso un concepto de diversión, combinación libre y moda lúdica tanto para salir a las calles como para asistir a eventos más importantes y de códigos elegantes.

Esta moda también incluía la exageración en los volúmenes de las mangas, faldas y vestidos; la incorporación exaltada de accesorios para recargar el look y el calzado de estilo más rockero que proponía rebeldía y comodidad al mismo tiempo.

El estilismo de esta época es un hito en la historia de la moda por décadas. El color se utilizaba tanto en el foco de los ojos como de los labios en sus tonalidades más estridentes y saturadas. La moda neón en el maquillaje comenzó con esta corriente.

Combinaciones de ropa en la década de 1990

En contraposición a lo que ocurría en la década de 1980, los noventa proponían algo completamente distinto.

Introdujeron el toque minimalista que consistía precisamente en la utilización de prendas versátiles y de ?básicos? combinables unos con otros, gracias a su capacidad de adaptación, muchas veces referida a la falta de color.

También instalaron el uso del jean como tela en más de una prenda. No solo los pantalones, shorts y polleras eran de este género, sino que las chaquetas, camisas, jardineros y vestidos también se imponían y lograban looks engamados en el azul y el celeste en su totalidad.

La llegada de las súper modelos, en su mayoría lánguidas, estilizadas y serias; también propusieron una corriente que se contrapone mucho al de diversión, diversidad y explosión de color que ofrecía la década anterior.

En cuanto al estilismo característico, en el maquillaje nace la tendencia del ?no make up?, que es justamente la utilización de pocos productos para lograr un aspecto que simula no llevar ningún cosmético aplicado en el rostro.

Los peinados también se vieron fuertemente anclados a la utilización de la planchita, generando propuestas de cabello lacio, largo, brillante y sin tanto movimiento.

¡Vuelve el color!

Lo último y más novedoso referente a la moda actual es el color. El frío trae días grises, y el color lo aportan las mujeres en las calles.

Los maxi abrigos (tapados largos, sweaters grandes y blazers que caen debajo de la cadera) son un furor en las pasarelas y en looks favoritos de las celebrities más importantes del mundo.

La propuesta monocromática responde con mucha facilidad a la pregunta ¿Cómo Combinar Ropa? Y consiste en seleccionar cuatro prendas del mismo color, y usarlas todas juntas. Calzado, falda o pantalones, blusa y sweater pueden ser rojos y lograr un aspecto realmente moderno y llamativo.


También se usa combinar colores que corresponden a paletas similares, pero son distintos en sí mismos. Por ejemplo, una camisa magenta y un abrigo rojo coral son una combinación espléndida y absolutamente aprobada.

Color + Jeans

Otro mix realmente favorecedor es el de mezclar colores puros con prendas de jean. Unos pantalones chupines de jean azul oscuro, combinan exquisitamente con un polerón de lana anaranjado o verde.

El look monocromático descrito anteriormente también puede cortarse con una maxi chaqueta de jean gastado, logrando un estilo moderno, rebelde y fashion al mismo tiempo.

También, en eventos más informales como por ejemplo una salida a bailar a un boliche, puede completar el look de colores puros una camisa de jean atada a la cintura irregularmente.

Lo ideal es que la prenda de género azul o celeste tenga algún relieve o se vea un poco gastada y lavada para combinar perfectamente con los motivos lisos de la ropa de color.

Cómo Combinar Ropa y accesorios jugando con el color

Como toque final de todo look, está la elección de los accesorios adecuados. En esta tendencia del color puro, los accesorios de tamaños exagerados y materiales luminosos como el acrílico son un furor de la moda.

Los aros largos, casi rozando los hombros, son la opción destacada por excelencia. Combinar aros color mostaza, con pulseras y un cinturón haciendo juego en composé, es una propuesta que años atrás hubiera sido totalmente descalificada y en la actualidad está más que aprobada por los asesores de imagen más importantes del mundo.

Los accesorios son una gran oportunidad de aportar color y combinar con la ropa elegida. En esta temporada, ¡Todo vale! Es el momento de jugar, divertirse y animarse a usar esos colores llamativos que nunca antes se habían atrevido a salir.

Ahora que sabes como combinar ropa, ¿te animas a intentarlo?

Encontrá el producto que buscás a un clic de distancia. Todos los diseños, estilos y las mejores marcas están en Falabella.com.