CH es una fragancia clásica que representa todos los pilares esenciales de la marca y su creadora. La feminidad y la elegancia la convirtieron en un símbolo atemporal de sofisticación. Es ideal para una mujer segura y plenamente consciente de su poder femenino.

CH Privée en su versión más íntima. Esta fragancia celebra los momentos privados de una mujer consigo misma y con su pareja. Son momentos de intimidad verdadera, instantes en los que el mito del romance se hace realidad.

El hombre CH Privé atrae las cosas buenas de la vida gracias a su irresistible encanto. Sabe qué quiere y cómo conseguirlo: ya sea el auto clásico que maneja, su traje impecable o la hermosa mujer a la que le presta atención. Es un hombre moderno que sabe cuándo es tiempo de hacer negocios y cuándo es tiempo para el placer. En ambos mundos, está a la altura.

La vida del hombre CH es como un largo viaje, lleno de encuentros y emociones. Él encarna la elegancia y la sofisticación pero con un aire relajado; se embarca en una travesía con un destino pero sin una duración exacta, un viaje plagado de nuevas sensaciones y descubrimientos. La fragancia forma parte de una aventura que ya había comenzado con la creación del CH para mujer.