• Mis órdenes
Resultados (54)

Lavado y secado

Sin dudas que la función principal de todo electrodoméstico es simplificar la rutina diaria. En particular, aquellos que tienen que ver con el lavado y secado son de gran ayuda a la hora de acortar el tiempo entre los momentos de uso y los posteriores en que pueden volver a emplearse. Y esto, en referencia tanto a la ropa personal como a blanquería, mantelería y elementos textiles de baño. En este sentido, los lavarropas son una inversión de prioridad para muchas personas porque, además, significan un ahorro económico y de tiempo. Los hay de muchas marcas y opciones de uso y carga, pues están pensados para cumplir con las diferentes necesidades personales o familiares. Por otro lado, cada vez resulta más frecuente complementar el uso del lavarropas con un secarropas. Esto, para facilitar o incluso evitar colgar, manteles, toallones y sábanas durante mucho tiempo en ténders o sogas y para, a la vez, contar con las prendas de uso frecuente de manera extra rápida. Cabe mencionar que algunos modelos de lavarropas tienen funcionalidades específicas, como ocurre con los lavasecarropas, que, al ser lavarropas con secarropas incorporados, unen las dos etapas de trabajo en un mismo aparato eléctrico y maximizan los espacios.